Nutricionista especialista en intolerancia a la fructosa

¿Buscas una dieta a base de alimentos sin fructosa?

La fructosa, una forma de azúcar simple, está presente en una amplia gama de alimentos, como frutas y miel, y, usualmente, se ingiere en forma de sacarosa, una combinación de glucosa y fructosa. Tras la digestión, el organismo separa estas dos moléculas para que el cuerpo las absorba correctamente. No obstante, en ocasiones esto no es posible y la mala absorción de la fructosa puede causar síntomas incómodos.

Si crees que este es tu caso y estás buscando una dieta rica en alimentos sin fructosa que te permitan librarte de las incomodidades de tu intolerancia, ¡has llegado al sitio indicado!

manzanas verdes en cesta mimbre

Síntomas de intolerancia a la fructosa

Malestar abdominal

La intolerancia a la fructosa puede provocar una serie de problemas digestivos, incluyendo diarrea y dolor abdominal. Esto se debe a que el intestino delgado no es capaz de absorber adecuadamente la fructosa.

Gases y distensión

La fructosa no absorbida puede fermentar en el intestino grueso, lo que produce gases y distensión abdominal. Esto puede causar malestar e incomodidad.

Fatiga y dolores de cabeza

Algunas personas con intolerancia a la fructosa pueden experimentar fatiga y dolores de cabeza después de consumir alimentos ricos en fructosa. Estos síntomas pueden estar relacionados con el estrés que la intolerancia a la fructosa ejerce en el sistema digestivo.

¿Padeces todos estos síntomas?

¿Cómo tratar la intolerancia a la fructosa?

Siguiendo una dieta baja en FODMAP

La dieta baja en FODMAP (fermentable oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles) puede ser útil para las personas con intolerancia a la fructosa. Esta dieta restringe temporalmente ciertos alimentos que pueden ser fermentados por las bacterias en el intestino y producir gases.

Consultando a un especialista

Si sufres de intolerancia a la fructosa y estás luchando para encontrar una dieta que funcione para ti, es posible que desees consultar a un dietista o a un médico especializado en nutrición. Estos profesionales pueden ayudarte a encontrar una dieta que se adapte a tus necesidades nutricionales y a tu tolerancia a la fructosa.

Evitando la fructosa

La forma más efectiva de tratar la intolerancia a la fructosa es eliminar o reducir la ingesta de alimentos que contienen altos niveles de fructosa. Esto incluye frutas como manzanas, peras, mangos y sandías, así como algunos vegetales como cebollas y ajo. También debes evitar productos endulzados con jarabe de maíz de alta fructosa y sorbitol.

¿Buscas un nutricionista especialista en intolerancia a la fructosa?

Soy Adriana Corbac, nutricionista especializada en dietas aptas para intolerantes a la fructosa. Contacta conmigo y tendrás acceso a un plan nutricional personalizado y completamente adaptado a tus necesidades particulares.

Si estás cansado/a de sufrir las molestias de la intolerancia a la lactosa y buscas una dieta que pueda hacerte sentir mejor, ¡te puedo ayudar!

Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Rellena este campo

Preguntas frecuentes sobre intolerancia a la fructosa

La intolerancia a la fructosa es una condición en la que el cuerpo tiene dificultad para absorber la fructosa, un tipo de azúcar encontrado en muchas frutas, algunos vegetales y productos endulzados con jarabe de maíz de alta fructosa. Esto puede causar síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, gases, hinchazón y diarrea.

El diagnóstico puede incluir un historial médico detallado, un diario de alimentos y síntomas, y pruebas específicas como el test de hidrógeno en el aliento después de la ingestión de fructosa, que mide la cantidad de hidrógeno en el aliento para determinar cómo se absorbe la fructosa.

En el caso de la malabsorción de fructosa, algunos individuos pueden experimentar una mejora en su tolerancia a la fructosa con el tiempo, especialmente si siguen una dieta gestionada y cuidan su salud intestinal. Sin embargo, la condición varía significativamente entre individuos.